Cómo afecta la sequía a nuestro hogar

//Cómo afecta la sequía a nuestro hogar

Cómo afecta la sequía a nuestro hogar

Riesgo de sequía

Seguro que has escuchado que España está sufriendo una de las mayores sequías de los últimos 20 años. Los embalses y pantanos se encuentran al 39% de su capacidad, casi un 30% inferior a la media de los últimos años. Una de las causas directas de la sequía es la escasez de lluvia durante el último año, pero también influyen otros factores que nos implican a todos los ciudadanos. Estos son, el malgasto de agua en el hogar y la mayor producción industrial, que está produciendo que comunidades como Galicia estén en alerta por falta de agua.

Consejos para reducir el consumo de agua en el hogar

Esta en las manos de todos nosotros colaborar para que esta situación de sequía no se agrave, por eso es importante que sigáis algunos consejos para no malgastar agua en casa. Sobre todo es importante enseñarle a los más pequeños de la casa que el agua es un bien preciado y hay que cuidar su gasto.

1. Examina las llaves de agua, cañerías y tuberías de los exteriores por si tienen fugas. Se pueden ahorrar hasta 90 litros al día.

2. Riega las plantas y jardines únicamente dos veces por semana, en horas de la noche o temprano en la mañana, preferiblemente implementando sistemas de riego por goteo.

3. Cuando laves los platos a mano, utilizar una pila para lavarlos y otra para enjuagarlos. Nunca debajo del chorro de la llave abierta. Esto supone un ahorro de 115 litros cada vez.

4. Evita llenar la bañera ya que supone un gasto de 150-250 litros. Es preferible tomar duchas de corta duración y cerrar la llave mientras te enjabonas. Si tienes que esperar a que el agua salga caliente, aprovecha y llena un cubo con el agua que sale antes, podrás utilizarlo para limpiar el suelo o darle otros usos. En una ducha normal se suelen gastar entre 50 y 100 litros de agua.

5. Cierra el grifo mientras te afeitas o te cepillas los dientes. Para esto último usa un vaso de agua para enjuagarte. Un grifo abierto consume de 5 a 10 litros por minuto.

6. Lava tu coche solo en los lugares indicados para ello o utiliza un cubo con agua, nunca uses la manguera.

7. Pon la lavadora y el lavavajillas solo cuando estén a máxima capacidad. La lavadora consume 100 litros por lavado, y el lavavajillas 40 litros.

8. Reutiliza el agua de tu aparato de aire acondicionado, por ejemplo para el agua de la plancha.

9. Intenta reducir el consumo de carne. La producción de carne y lácteos consume el 70% del agua dulce en el mundo. Según la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación “Se consumen 15.000 litros de agua para producir un kilo de carne”. Se necesitan 15 veces más litros de agua para producir un kilo de carne que de cereales.

Mejor prevenir que curar

La sequía es un desastre natural cuyo impacto en la sociedad puede ser muy alto y supone grandes costes económicos, sociales y medioambientales. Las consecuencias directas de la sequía repercuten en la agricultura y la ganadería ya que las cosechas se ven afectadas por la falta de agua y se modifican los ecosistemas de plantas y animales.

Esto hace que la economía se vea afectada ya que debido a la baja producción agrícola y ganadera, los costes se incrementan a causa de la importación. Es decir, el precio de los alimentos sube. Además se producen cortes de agua que nos afectan a nuestra vida diaria, también puede subir el precio de la luz ya que en muchos lugares la energía se genera por sistemas hídricos.

Lo más importante es ser consciente de la importancia de cuidar el agua, no solo cuando hay sequía, sino siempre, ya que no debemos de olvidar que es un recurso vital y agotable, y la falta de este causa muchos problemas.

By | 2017-12-13T10:33:08+00:00 octubre 5th, 2017|Alimentación|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment