Los beneficios de las sardinas

//Los beneficios de las sardinas

Los beneficios de las sardinas

«¡Camarero, una de sardinas!»

El verano invita a ir a la playa, disfrutar del sol y relajarnos con los amigos comiendo fuera. Una de nuestras peticiones favoritas en el chiringuito suelen ser las sardinas. Ya sean asadas, al espeto o a la plancha, no hay nadie que se resista a este clásico.

¿Pero sabéis cuantos beneficios tiene el consumo de sardinas?

La sardina es un pescado azul, y el consumo de este tipo de pescado es fundamental para llevar una alimentación sana, ya que aporta a nuestro organismo muchos beneficios.

El pescado azul y el omega 3

El más importante de estos beneficios es el omega 3 que contienen las sardinas y los pescados azules en general. El omega 3 desempeña un papel crucial en el funcionamiento del cerebro, así como también en nuestro crecimiento y desarrollo.

Las investigaciones demuestran que los ácidos grasos omega 3 reducen la inflamación y ayudan a prevenir el riesgo de enfermedades crónicas, como las enfermedades al corazón, cáncer y artritis. Los ácidos grasos están altamente concentrados en el cerebro y parecen ser muy importantes para la función cognitiva, que ayuda a la memoria y el rendimiento.

De hecho los niños que no reciben suficientes ácidos grasos omega 3 de sus madres durante el embarazo están en riesgo de desarrollar problemas de visión y de los nervios.

Los síntomas que se tienen al tener deficiencia de estos grasos incluye fatiga, mala memoria, piel seca, problemas de corazón, cambios de humor o depresión y mala circulación.

Tipos de pescados azules

Los pescados azules, son aquellos que se encuentran generalmente de aguas profundas y frías, pero lo cierto es que no todo el mundo conoce muchos de los pescados de este tipo. Los que nos vienen primero a la cabeza son la sardina, el salmón o el atún pero podemos encontrar muchos pescados azules en el supermercado.

  • Salmón
  • Caballa
  • Arenque
  • Atún
  • Sardina
  • Anchoa o boquerón
  • Trucha marina
  • Salmonete
  • Anguila
  • Congrio
  • Cazón
  • Pez espada
  • Lamprea
  • Rodaballo
  • Hígado de bacalao

Recuerda que si no puedes consumir sardinas o pescado azul frescos, una buena opción para beneficiarte de todas sus propiedades es comprar las conservas, sobre todo si éstas vienen en aceite de oliva virgen extra.

By | 2017-12-07T13:06:40+00:00 agosto 10th, 2017|Alimentación|1 Comment

About the Author:

One Comment

  1. […] otro día hablábamos de las sardinas como un clásico del verano que no falta nunca en nuestros almuerzos en el chiringuito. Hoy […]

Leave A Comment